Canta, vibra…, sintonízate!

¡Canta, vibra… sintonízate!

Al final de la década de los años sesenta, la mayor parte de los monjes de un monasterio benedictino en el sur de Francia desarrollaron una rara enfermedad que carecía de diagnóstico. Si explicación aparente se sentían cansados, e incapacitados para realizar sus tareas cotidianas.foto 1 Ningún médico de los consultados pudo dar una explicación sobre cuál podría ser la causa de esa epidemia de fatiga. Incluso el cambio de dieta por una no vegetariana no hizo sino agravar los síntomas.

El médico francés Alfred Tomatis, reconocido por revolucionaria investigación en el área de la audición y el sonido, fue invitado a visitar el monasterio para ver de encontrar la causa de tal misteriosa enfermedad. Comprobó que sesenta de los noventa monjes estaban “tirados como trapos en sus celdas” según sus propias anotaciones. Tras examinarlos y saber sus historias, descubrió lo que en su opinión podría ser la causa del problema.

Tras las reformas del Concilio Vaticano II, el joven abad recién llegado al monasterio ordenó que los monjes abandonaran la práctica tradicional de cantar cánticos gregorianos entre seis y ocho horas diarias para aprovechar el tiempo en tareas más provechosas. Tomatis, supuso que para los monjes el canto suponía un energizador que “despertaba el campo de su conciencia”. Sugirió que volviesen a cantar, y en unos cinco meses se recuperaron de toda fatiga y lasitud.

foto 2Según Tomatis, el Canto gregoriano, con sus sencilla melodía, ausencia de tempo y énfasis en respiraciones largas y lentas, es un “fantástico alimento energizador”. Y para los monjes, que llevaban una vida tan dura y espartana, era su alimento espiritual y emocional

Los cantos curativos y la música tienen efectos fisiológicos mensurables. Cantar con consciencia permite que los pensamientos negativos se disuelvan dejando espacio a pensamientos y sentimientos más productivos. La música alcanza un material arquetípico muy profundo y rara vez quien la interpreta o la usa tiene consciencia de ello.

Según el filósofo Jámblico -siglo IV-, Pitágoras ya consideraba que la música contribuía a mejorar la salud si se aplicaba de manera correcta, la llamaba “medicina musical”, sus seguidores y discípulos en ocasiones empleaban la música como medicina, entonando ciertas melodías expresamente compuestas para curar las pasiones de la psique, la depresión y la angustia mental. Otras melodías eran para aplacar la ira, la agresividad y para todos los trastornos psíquicos.

Las vibraciones musicales –dice Cathy E. Guzzetta- teóricamente pueden ayudar a restaurar las funciones reguladoras de un cuerpo desafinado, como por ejemplo en momentos de tensión y enfermedad, y ayudar a mantener y realzar la función reguladora con un cuerpo en sintonía. Elfoto 3 atractivo terapéutico de la música puede residir en su lenguaje vibratorio y en su capacidad para ayudar a que el cuerpo/mente/espíritu se sintonice con su propia frecuencia fundamental sin tener que recurrir al trabajo del lado izquierdo del cerebro.

En el Sefer Zohar, “libro del esplendor” del siglo XIII, podemos encontrar alusiones al sonido y su significado en el universo como la siguiente:

“El universo se incendia con el cuanto de cada aspecto de la creación. No sólo cantan las criaturas celestes más elevadas…, las estrellas, planetas, árboles y animales dejan oír sus melodías ante la presencia suprema. Pocos de nosotros tienen el talento necesario para siquiera discernir los ecos más simples de esta vasta armonía… Pero con devoción interior, meditación y la realización de buenas acciones, quizá tengamos la suerte de captar, alguna vez en nuestra vida, una línea fugaz”

Anuncios

Un pensamiento en “Canta, vibra…, sintonízate!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s